Parques temáticos o de atracciones

parque temático o de atracciones

Parques temáticos o de atracciones

Cuando llegan los últimos días del mes de agosto y en los que el sol ya no nos acompaña hasta bien entrada la noche aparece a su vez la añoranza por nuestra parte de que el verano se está marchando. Es el momento de hacer balance de lo que hemos disfrutado del verano y de coger la agenda para empezar a organizar todo un invierno.

Pues así mismo nos encontramos nosotros, agenda en mano y organizar todo el trabajo que tenemos por delante. “Nuestros” parques temáticos,  o de atracciones, comienzan a quedarse cada vez con menos visitantes y en muchos casos, cierran por fin de temporada, ahora es cuando entramos nosotros en acción, para hacer el mantenimiento. Es momento de empezar a arreglar todo aquello que no se encuentra en perfecto estado, como consecuencia de todo un verano y de los miles de visitantes que han dejado su huella.

Hay que volver a hacer que todo este perfecto, para ello repasamos cada suelo, techo , pasarela, vallas, pinturas temáticas, figura de poliuretano… en definitiva las imperfecciones que queden sólo serán aquellas que hacen que la tematización se adapte aún más al entorno.

En ocasiones no se trata sólo de realizar el mantenimiento del parque temático, sino de construir espacios nuevos para mejorar aún más las opciones de diversión que ofrece el parque de atracciones, por lo tanto nuestro tiempo de trabajo en el parque de atracciones aún es mayor. Construir un templo Maya que haga que los visitantes se trasladen a otra época, la creación de una rana gigante que haga que lo más pequeños de la casa puedan jugar con su imaginación , recreaciones de calles para que pasemos por Hollywood, que tengamos que pasear con cuidado porque en cualquier momento podamos ser asaltados por un pirata saliendo de su barco atracado en el puerto… o simplemente para darle un nueva apariencia para Navidades o Halloween.

Cuando el silencio llega al parque temático, o de atracciones, somos nosotros los que entramos para realizar su mantenimiento, pero jamás nos sentimos solos, siempre tenemos por allí alguna figura animal que nos mira mientra realizamos nuestro trabajo, atentamente. Como lees las opciones siempre son infinitas, y no es la primera vez que te lo decimos, pero para nosotros la limitación sólo quedará marcada por la imaginación.

Dejar una respuesta