Pintura temática o decorativa

Revestimiento

Pintura temática o decorativa

¿Realidad o ficción? Es la pregunta que os planteamos para empezar nuestro nuevo post, porque es la que en ocasiones nosotros mismo nos hacemos cuando vemos el trabajo realizado por pintura temática o decorativa.

En la actualidad cuando pintamos un espacio, no es suficiente determinar el color que vamos a utilizar, sino el resultado final que queremos para saber la textura que debemos utilizar. Cuando hablamos de pintura decorativa o temática son varios los efectos que podemos conseguir: arenoso, veteados, simulación al mármol, aquellos que cambian dependiendo de la luz…

Pueden ser mucho los motivos por los cuales no nos conformamos con una simple pintura: porque queremos destacar un elemento, para tapar algún desperfecto, conseguir un aire nuevo y romper con la monotonía… Para decorar cualquier tipo de estancias, ya no nos hace falta un cuadro o un mueble, podemos hacer uso de las pinturas adecuadas y hacer que la propia pared sea el lienzo de nuestro cuadro. No hablamos sólo de pintar una pared, hablamos de darle vida propia.

Ahora le planteamos algo a los amantes de la naturaleza, ¿qué os parecería tener un precioso árbol de la selva en el salón de vuestra casa? Y esos futuros papas, ¿os gustaría decorar la pared de esa habitación tan especial con barcos o princesas?. Las posibles opciones sólo quedan limitadas por la imaginación.

Pero el exterior no se queda atrás, la recreación de un espacio con la utilización única de pintura decorativa o temática puede llegar a sorprenderos, en ocasiones aún lo hace a nosotros mismos. Podemos crear la imitación en relieve: como el ladrillo, la piedra, madera… llegando a engañar al ojo. Puede ser que incluso veamos algo, nos vayamos y nunca lleguemos a saber que era pintura, y no un trozo de madera como habíamos imaginado.

Nuestro consejo a partir de hoy: fijaros bien en aquello que miráis.

 

Dejar una respuesta