El Blog de Rediseña Tu Espacio

Tenemos que contarte todo esto...

Nos visita un elfo y se queda con nosotros. Tematización de Navidad

Desde hace meses tenemos un elfo por nuestras instalaciones, apareció un día y nos dijo “Ya es Navidad”.  Nosotros nos quedamos con cara de sorprendidos, aún hacía más de 40 grados y él ya venía cargado con ideas para la tematización de Navidad.

Reflexionamos sobre lo que nos había dicho y nos dimos cuenta que era verdad lo que el elfo llegado desde Laponia nos había dicho, la Navidad había llegado para Rediseña Tu Espacio. Lo acogimos y nada más hacerlo nos encontramos con todo un despliegue de Navidad por nuestras instalaciones: adornos de navidad, cajas navideñas, luces…

“Cuidado elfo” le dijimos, primero debemos conocer bien a las tematizaciones de Navidad que nos enfrentamos y conseguir la receta navideña adecuada para todo represente el escenario de Navidad solicitado por nuestros clientes.

Este tipo de tematizaciones siempre son tematizaciones temporales, aunque nos gustaría que su permanencia fuera mayor, hay que decir que en ello reside su encanto. Durante algo más de un mes al año todo queda engalanado para el disfrute de pequeños y mayores. No hay nada como pasear por las calles y ver la decoración de Navidad.

Para este tipo de proyectos debemos tener en cuenta el lugar de ubicación, las circunstancias climáticas a las que va a ser sometida, las dimensiones del proyecto y el público al que va dirigido. No es lo mismo un escaparate, que esas grandes tematizaciones que pueden encontrarse a las afueras de los grandes centros comerciales o las realizadas para los centros de ocios.

Tras varias reuniones de equipo conseguimos que cada uno de los proyectos queden determinados y es en ese junto momento cuando escuchamos un grito de alegría, era nuestro elfo. Era su momento, todas sus ideas de Navidad podían llevarse a cabo.

Nuestro elfo ocupa en este caso nuestras oficinas y no despega los ojos del ordenador hasta conseguir representar lo que tiene en su mente para cada cliente. Hay que mostrarle a cada uno de ellos el resultado de tematización de Navidad que nos ha solicitado, cada adorno de Navidad debe ir el sitio adecuado.

Cuando el elfo ha conseguido que todo quede como se desea, es el momento de tomar el mando de nuestro taller. Reparte gorros de Navidad para todos y grita “Manos a la obra equipo”. Hay que empezar a trabajar en cajas de regalos, en las bolas de Navidad tamaño XL, en decorar cada árbol de Navidad y mucho más.

Ante tanto jaleo y para poder seguir el transcurso del resto de los proyectos,  debemos colocar carteles que indiquen la parte del taller en la que deben permanecer los pingüinos, renos, camellos y demás animales navideños. Podemos asegurar que esta es la parte más difícil de todas, mantenerlos quietos.

A estas alturas del año debemos reconocer que nuestro elfo hace un gran trabajo, da por terminado cada proyecto cuando ve que el resultado es igual al proyecto. Ahora mismo lo tenemos inmerso en nuestra nieve artificial, indicando que cantidad de ella debe ser llevada a cada punto de tematización.

Antes de acabar os contaremos un secreto ¿Sabéis que es lo peor de tener un elfo al frente de las  tematizaciones de Navidad? Que desde agosto estamos escuchando villancicos. Nunca le digáis que os lo hemos contado, sino el año que viene aparece en marzo.

Casi nos olvidamos deciros un par de cosas en su nombre, la primera de ella es que aún le quedan ideas en su cabeza y que está listo para algún reto más de tematización. La segunda de ella como os podéis imaginar es… ¡la Navidad ha llegado!

 

Rediseña Tu Espacio

Dejar una respuesta

*